Hematomas

Todos los días corremos el riesgo de sufrir hematomas, ya sea por descuido o simplemente por accidente pues podemos tropezar contra cualquier superficie y tener una lesión en la piel que nos cause molestia. Dependiendo del país donde nos encontremos estas lesiones, tienes diferentes nombres. En américa latina por ejemplo también pueden llamarse moretones, chichones, magulladuras, golpes, moretes. Independiente sea cual sea se trata de lo mismo, son marcas en la piel causada por la sangre acumulada debajo de la superficie de la piel. Cuando ocurre se rompen los vasos sanguíneos y el flujo sanguíneo se acelera en la zona donde se haya recibido el golpe. En muchas ocasiones suelen ser muy dolorosos y se hinchan, logrando desaparecer en pocos días o largas semanas dependiendo del caso y de la intensidad de la molestia.

La aparición del hematoma no solo sucede por golpearnos, hay otros factores que pueden ayudar a su presencia. Entre los más comunes tenemos:

  • Ejercicios de alto impacto.
  • La ingesta de ciertos medicamentos o tratamiento.
  • Deficiencia de vitaminas.
  • La edad de cada individuo.
  • Enfermedades en la sangre.
  • Piel muy pálida.
  • Lesiones por daño solar.
  • La genética.
  • La alimentación.

Aunque cada una de las causas se merece una explicación, en este artículo  haremos énfasis en la alimentación. Una de  las razones de que porque las personas tienen hematomas es porque no llevan un régimen de alimentación balanceada. No necesitas llevar una dieta rigurosa para que asegures tu cuerpo y lo mantengas fuerte y flexible con solo incluir en tus comidas alimentos que tengan una fuente de bioflavonoides es suficiente.

Alimentos para prevenir los Hematomas

Es muy fácil, comienza por examinar detenidamente las propiedades de cada alimento y anéxalo a tu lista. Pero tómalo con calma aquí te vamos a guiar para que se te haga más fácil la elección de estos alimentos.

Vamos a clasificar los alimentos según su carga vitamínica y como ayuda a evitar la formación de golpes.

  • Vitamina K: Las espinacas, el repollo, brócolis, el hígado de res, los huevos, las fresas contienen un alto contenido de vitamina K que es un excelente coadyuvante coagular  de la sangre.
  • Vitamina C: Las frutas cítricas son muy recomendadas para evitar los moratones, ya que poseen propiedades antioxidantes que reducen los radicales libres en la sangre. Su consumo constante previene su desenlace. Entre ellas tenemos la naranja, el limón, la parchita, y la fresa.
  • Los bioflavonoides: también están presentes en las frutas cítricas, pero en especial en la lechosa o papaya, también los encontramos en melocotones, albaricoques y duraznos.
  • El zinc y el selenio: estos se consiguen en la proteína animal como carnes, pollo y mariscos. También están presentes en algunos lácteos como la leche y el yogurt. Los granos como lentejas y garbanzos adicionalmente son una fuente de hierro. No olvides las nueces y las almendras.

Hematomas o Moratones

Estos alimentos además de tener un efecto coagulante, ayudan a la circulación evitando enfermedades como la arterioesclerosis, flebitis y las varices. Recuerda ingerirlos periódicamente ya que aumentan la flexibilidad de los capilares de la piel y esta va a ponerse más dura y no se romperá fácilmente. Hoy has aprendido cómo se forman los hematomas y que alimentos debes consumir para prevenirlos. Si en tu caso ya tienes el hematoma y deseas desaparecerlo de inmediato te recomendamos estas recetas caseras para erradicarlo de manera casi inmediata.

  1. El aloe vera: Puedes aplicarlo en gel o directamente de la planta. El aloe vera o sábila ayuda a acelerar el proceso de curación de las heridas.
  2. La cebolla: es muy sencillo, solo rállala y aplicala cruda sobre el hematoma.
  3. La caléndula: Tienes que hacer una crema, hierve una onza de flores u hojas secas de caléndula con una onza de manteca de cerdo. Lo mezcla con delicadeza Una vez se haya enfriado, aplícala sobre el hematoma.
  4. El árnica: Esta hierba se ha utilizado durante años e incluso en la medicina moderna le tienen mucho respeto y las farmacéuticas la toman mucho en cuenta en el momento de hacer sus fórmulas. Gracias a su propiedad anti-inflamatorias es recomendada por médicos y dermatólogos. Se recomienda aplicar en aceite, ungüentos, cremas, spray de forma tópica y en forma diluida porque las hojas de la hierba son muy abrasivos cuando entran en contacto con la piel causando efectos secundarios.
  5. Compresa fría: Aplicar una compresa fría en el hematoma ayuda a reducir la hinchazón y el dolor. Aplícalo inmediatamente suceda la antes aplique la lesión, y verás cómo se para el proceso de dilatación de los vasos sanguíneos de manera rápida y efectiva.
  6. El tomillo: Solo coloque haga una infusión con las partes verdes de las plantas en agua durante tres minutos. Luego tape la olla y déjela reposar. Cuele la mezcla y úsela cuando se vaya a bañar. Si tiene la posibilidad de dejar remojando la zona en una tina sería ideal.

Preguntas frecuentes sobre los Hematomas

Si aún tienes dudas de cómo realizar un tratamiento en el momento de la aparición del hematoma, te ofrecemos unas preguntas frecuentes que de seguro te ayudarán.

¿Debo visitar al médico si aparece un hematoma?

Eso depende, existen traumatismos que producen un dolor muy intenso o de una extensión muy amplia. En este caso puede tratarse de alguna herida interna. De producirse alguno de estos casos es necesario acudir al médico de manera inmediata.

Pero sí ¿el hematoma no me duele?

Evalúa primero si sufriste una caída o un golpe, si no es ninguno de los casos en efecto debes acudir al médico para verificar cual es el motivo de ese hematoma. También es importante ir a un centro hospitalario.

¿Qué otras razones necesito para acudir a un doctor?

– Si el hematoma está  o muy rojo, además está supurando.

– Si presentas un cuadro de  fiebre.

– Si el hematoma o la lesión se produce en una zona delicada como y frágil, como los ojos y oídos.