Hematomas Epidurales




Los hematomas epidurales son acumulaciones de sangre que ocurren por encima de  la meninge exterior (duramadre) que protege el sistema nervioso y  el cráneo, en ocasiones  puede presentarse en la columna. En la mayoría de los casos se deben a  fuertes traumas y puede  ser mortal, por lo tanto, un hematoma epidural es una patología grave que requiere de cuidados extremos. Los hematomas pueden ser epidurales o subdurales, en el caso de los subdurales es al contrario ocurre por debajo de la meninge exterior (duramadre). Esta patología se puede ocasionar por un fuerte traumatismo  en la cabeza.

Sintomas Hematomas Epidurales

Es lamentable pero entre 15 y 20% de las personas  con hematomas en la epidural y los llamados subdurales mueren como consecuencia del trauma. En la mayoría de los casos, ocurre una ruptura de la arteria meníngea media que discurre por fuera de los meninges. Suele ser más letal en las personas que sufren fracturas del hueso temporal.

Síntomas de los Hematomas Epidurales y Subdurales

Los hematomas en la epidural  y subdurales con los mismos y se manifiestan de la siguiente manera:

  • Fuerte de dolor de cabeza
  • Perdida del conocimiento con somnolencia al despertar
  • Estado de irritabilidad constante
  • Convulsiones
  • Vómitos

El diagnóstico más certero lo da una tomografía computarizada, porque toma las imágenes del cerebro y rápidamente se puede determinar en qué estado se encuentra la lesión.

Tratamiento para los Hematomas Epidurales

  • La cirugía

En cuanto a tratamiento, lo recomendable es realizar una cirugía para asegurar que no exista ninguna hemorragia. Esta cirugía es muy complicada y requiere de mucho tiempo. Consiste en retirar una parte del cráneo para poder llegar fácilmente al hematomas, después el cirujano con sumo cuidado limpia la sangre  vuelve a colocar la parte del cráneo y prosigue a sujetarlas con unos tornillos muy pequeños. Luego la piel se cierra con grapas para la piel. Como es lógico para este procedimiento se necesita administrar anestesia general.

  • Tratamiento conservador

Este tratamiento es una alternativa para no realizar una cirugía, se realiza de igual manera una serie de estudios como las tomografías computarizada y las radiografías. La finalidad es poder tratar el hematoma sin tener manipular la zona cerebral.

El tratamiento consiste en:

  1. Colocar en reposo absoluto  al paciente sin sentarse o deambular durante un  periodo de 3 a 5 días.
  2. Colocar deshidratantes cerebrales por vía oral.
  3. Administrar anticonvulsivante cada 12 horas
  4. Administrar Analgésicos en caso de mareos y dolor intenso de cabeza.

Si se tiene buenos resultados en un  lapso de 7 el paciente puede reincorporarse a su vida laboral y personal.

De igual manera se deben tener cuidados especiales después que se ejecuten cualquiera de los tratamientos, indispensablemente se debe realizar un  seguimiento.

Hematomas Epidurales en Niños

Los niños son más susceptibles de padecer hematomas por sus características anatómicas. La mayoría de los niños que han sufrido hematomas epidurales es por causa de caídas o golpes muy fuertes en la cabeza. Esto ha traído mucha preocupación en los padres  ya que no se está seguro de cuando pueda existir una lesión cerebral. Como todos sabemos los niños se golpean cuando empiezan a dar sus primeros casos, cuando comienzan a montarse a las sillas y/o mesas, manejan bicicleta e incluso cuando se caen de la cama. En realidad están en peligro constantemente, por eso nuestro deber como padres es ofrecerle la mayor seguridad posible para evitar las lesiones.

Lamentablemente no podemos meterlos en una burbuja cuando están en etapa de crecimiento por eso debemos estar alertas. Si tu niño sufre un golpe en la cabeza debes estar pendiente de los siguientes síntomas:

  • Somnolencia excesiva.
  • Pérdida de conciencia
  • Visión borrosa
  • Alteración del habla
  • Problemas de coordinación
  • Problemas para caminar
  • Llanto permanente
  • Sangrado por la nariz u oídos
  • Adormecimiento en brazos o piernas
  • Dolor intenso de cabeza
  • Convulsiones
  • Vómitos

Es de vital importancia que si el niño presenta por lo menos uno de estos síntomas, acudas a un centro asistencial de inmediato.

Tenemos que tener en cuenta que los hematomas epidurales en niños es una de las causas de muertes y discapacidad  en niños.

Pronóstico para pacientes con Hematomas Epidurales

Si un paciente es sometido a cualquiera de estos tratamientos  de hematomas en la epidural debe esta estar consciente de que puede producir un déficit neurológico y en ocasiones convulsiones. Puede también experimentar síntomas como dolor de cabeza, ansiedad, inestabilidad emocional, incapacidad de relacionarse socialmente, cambios de humor. Y en algunos casos complicaciones a niveles del tracto urinario.

El pronóstico va a variar según cada individuo aunque hay un alto porcentaje de pacientes que no sobreviven la cirugía, una vez superados este procedimiento, la recuperación es lenta pero favorable.

El paciente que ha padecido de hematomas  debe tener  de recuperación  r cuidados especiales como los son:

  • Evitar el consumo de alcohol porque puede aumentar el riesgo de convulsiones.
  • Seguir el tratamiento farmacológico al pie de la letra.
  • Cumplir rigurosamente la dieta especial
  • No apresurar el proceso de recuperación, poco a poco va ir aumentando su actividad. Empiece caminando.
  • No bajar la cabeza mantenerla por lo menos a 30 grados por encima del cuerpo.
  • No levantar peso
  • Trate de no agacharse
  • Descanse lo suficiente

Recomendaciones para los Hematomas Epidurales

Para completar la recuperación debes tener en cuenta también el cuidado de la herida.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

  • Mantener la herida limpia y seca
  • Cuando se lave la herida, enjuagar bien y secarla con cuidado.
  • Cambiar el vendaje periódicamente
  • .NO aplique ningún tipo de cremas o sobre la herida o a su alrededor
  • NO use productos para el cabello hasta que el médico le indique.
  • Duerma con la cabeza levantada

Probablemente se puede experimentar luego de la cirugía otros síntomas como  picazón, ardor, supuración de la herida, dolor y abultamiento de la herida.

Las personas que sufren cirugías por hematomas en la epidural suelen tener impactos emocionales, sociales y en el entorno familiar. Si es su caso recuerde que es necesaria para prolongar la vida y mejorar su condición notablemente.

Además de Hematomas Epidurales también te puede interesar: