Hematomas Intramusculares

Los hematomas intramusculares son un desgarramiento de la sangre que ocurre dentro del músculo como resultado de un golpe o un accidente. Este tipo de hematomas puede ser muy doloroso.

Todo acerca de los Hematomas intramusculares

Los deportistas son los más vulnerables de sufrir hematomas en los músculos, aunque ninguna persona está protegida contra ellos; las zonas más comunes son las piernas. Esta extremidad está expuesta a sufrir desgarramiento muscular. Los músculos que suelen ser  afectados cuando se realizan ejercicios son los de la pantorrilla, los cuádriceps, los muslos y los bíceps femorales en la parte inferior y en la parte superior, también en  la mayoría de los casos son el músculo pectoral y los bíceps de los brazos.

Síntomas de los Hematomas Intramusculares

Los síntomas de los hematomas musculares van a depender de la lesión y la zona donde ocurrió el golpe o contusión. Cabe destacar que los hematomas no se manifiestan de la misma forma.

Los síntomas más comunes son:

  • Hinchazón de la piel.
  • Enrojecimiento inmediato después de la lesión. Posteriormente se va oscureciendo, pudiendo llegar a tornarse negro o muy morado.
  • Indiferentemente donde ocurra la lesión los hematomas intramusculares provocan mucho dolor.
  • Si los hematomas aparecen en la pierna y los muslos, puede traer dificultad para caminar.
  • Se entumece el miembro afectado.

Lo más recomendable si se tiene  algunos  de estos síntomas es acudir al médico para que realice una ecografía y pueda ver el tamaño de la lesión y así pueda indicarle el tratamiento efectivo para curar la afección.

Tratamiento para los Hematomas Intramusculares

El tratamiento para hematomas musculares de poca gravedad es simple:

  • Poner en elevación de al menos 45º del miembro afectado.
  • Intentar en lo posible tener reposo durante varios días.
  • Según el caso se pueden realizar masajes suaves, por supuesto con la ayuda de un fisioterapeuta.
  • Colocar vendajes compresivos.
  • Hacer terapias de impacto, colocar frio y calor esto ayudara a bajar la inflamación considerablemte.
  • Consumir abundante agua.
  • Llevar un régimen alimentario especial, basado en alimento que contengan vitamina C y mucho líquido como cremas, sopas y jugos.
  • En alguna la crioterapia es una opción de tratamiento.
  • Evalúa junto a tu medico la posibilidad de tratamientos alternativos como la acupuntura.
  • Los drenajes puede también ser muy efectivos en algunos casos.
  • Dependiendo del caso es muy útil la cirugía.

Muchas personas no cumplen los tratamientos sugeridos y  no le prestan atención a este tipo de hematomas creen que con solo colocar hielo y tomar un par de analgésicos, pueden solucionar el problema. Sin embargo, los hematomas en los músculos pueden desencadenar otro tipo de enfermedades. Si llega a expandirse el hematoma puede interrumpir el funcionamiento de la circulación de la sangre y puede traer consecuencias como:

  • Necrosis muscular o muerte de las células de los músculos.
  • Parálisis en los miembros de manera parcial o permanente.
  • Diferentes infecciones.
  • Rabdomiólisis: Una enfermedad que ocurre con la ruptura en los músculos y puede causar daños al riñón e incluso llevar a la muerte.
  • En casos extremos llegar a la amputación del miembro.

Hematomas Intramusculares y Dietas para tratarlos

Es indispensable llevar una dieta especial para poder tratar los hematomas y apresurar el proceso de recuperación por ello debes tomas en cuenta estos alimentos: Consumir frutas cítricas en grandes cantidades, son una fuente de vitamina C ya ayuda a la desinflamación.

Consumir a su vez, verduras y vegetales verdes, espinacas, berros, cebollín, acelgas, son una fuente de hierro y ayuda a desintoxicar la sangre. Beber por lo menos dos litros de agua diariamente mientras esté presente los hematomas.

Remedios Naturales para los Hematomas Intramusculares

En algunos casos los hematomas suelen desaparecer luego de unos días, pero en el caso de los hematomas musculares tenemos que darle una ayuda extra. Por eso te aconsejamos seguir estos consejos de remedios caseros que de seguro te darán buenos resultados. Antes de comenzar es importante que recuerdes que debes tener reposo durante  un par de días para bajar la inflamación.

  • Colocar hielo en la zona afectada siempre es una opción eficaz, debes colocarlo envuelto en una toalla, nunca directamente, puede llegar a quemar la piel. Lo dejes aproximadamente 15 minutos y repites el procedimiento al menos 5 veces por día.
  • Realiza baños caliente colocando simplemente la zona afectada en contacto con agua caliente, te recomendamos hacer una terapia de frio y calor.
  • Colócate cataplasmas de árnica o alguna crema que contenga esta hierba. Te ayudara mucho para disolver la sangre acumulada. Repítelo por lo menos dos veces al dio y veras como desaparece rápidamente el hematoma. También puede realizar cataplasmas de perejil, por sus propiedades desinflamatorias también la puedes utilizar en te o infusiones.
  • Coloca sábila o aloe vera en la lesión. Corta la penca hasta tener solo el cristal, colócalo sobre la piel esto te ayudara a hidratar la zona afectada.
  • Corta una cebolla y aplícala directamente en el hematoma, solo si no tienes heridas abiertas. La cebolla te estimula la circulación de la sangre.
  • Aplícate masajes suaves con vinagre de manzana. Con una gasa u algodón puedes facilitar el proceso.

Prueba algunos de estos remedios y veras que vs a obtener buenos resultados, adicionalmente a medida que vaya sanando los hematomas intramusculares y si no tiene dificultad de movimiento, puedes comenzar a realizar ejercicio físico, esto favorecerá tu  circulación y  la reabsorberá el hematoma. Muchos especialistas recomiendan caminar por lo menos 30 minutos diarios.se recomienda caminar durante la mañana. Si esta dentro de tu presupuesto, busca ayuda de un fisioterapeuta que te coloque una rutina para poder por completo. No te preocupes por el tiempo de la recuperación los hematomas intramusculares suelen desaparecer por completo luego de dos semanas, si son leves. Si en caso contrario ocurre si los hematomas son muy grandes y  afectaron mucho al musculo el proceso tardaría semanas o hasta meses, recuerda que todo va a depender de la gravedad del impacto.

Además de Hematomas Intramusculares también te puede interesar: