Hematomas Postoperatorios

De por sí, una cirugía u operación trae consigo una serie de complicaciones o riesgos, también se le suma a esto, los problemas que se enfrentan con los hematomas postoperatorios; llamados así por los médicos y especialistas ya que es la aparición de moretones después de una intervención quirúrgica.  Al igual que cualquier hematoma, los postoperatorios se generan por la acumulación de sangre en una zona determinada del cuerpo, la cual fue manipulada en la operación. Puede darse el caso de que los hematomas postoperatorios aparezcan inmediatamente después de la intervención o a las horas de haberse realizado la misma.  Entre las razones que ayudan a la aparición de los hematomas se deben considerar las lesiones causadas a los vasos sanguíneos durante la operación no sólo donde se intervino al paciente sino también en las zonas adyacentes y una atención indebida a estos después de la operación por parte del paciente.

Complicaciones Hematomas Postoperatorios

Aunque los moratones postoperatorios pueden generarse después de cualquier intervención quirúrgica, las más comunes en producirlas son las cirugías dentales, la episiotomía, cirugías de estiramiento facial o el rostro, en las cesáreas, cuando se aumentan los senos, o las mastectomías para reducirlas, las colecistectomías, y sobre todo en las abdominoplastias o cirugías estéticas.

Síntomas de los Hematomas Postoperatorios

Entre los síntomas de hematomas postcirugias que puede presentar el paciente se encuentra en primer lugar que evidenciará una sensación de hinchazón y dolor en la zona afectada a través de intervención quirúrgica. La piel que rodea el área manipulada durante la operación también se puede ver afectada con cambios de color entre azul y púrpura.

También se puede enfrentar después de una operación y como producto de moratones postoperatorios la muerte de la piel, ya que ésta pudiera no estar recibiendo el oxígeno necesario o se sienten comprimidos los tejidos del área afectada. Ante estos síntomas puede generarse en el paciente una necrosis por la muerte de las células en la sangre, se producirá una separación de la herida y una posible infección de la misma.

Principales Causas de los Hematomas Postoperatorios

Aunque pueden ser diversas las causas que pudieran generar los hematomas, generalmente, un accidente de manipulación durante la intervención quirúrgica es una de las principales para este tipo de anomalías. Asimismo, antes de la operación y posterior a ésta también pueden influir en la aparición de hematomas el consumo de ciertos medicamentos como aspirinas o algún otro tipo de anticoagulante, o inclusive la heparina bajo dosis inapropiadas previo a la operación.

Probablemente, personas con tensión alta o algún otro trastorno que pudiera afectar la coagulación podrían ser pacientes con tendencia a generar hematomas. Es sumamente importante, días antes de la operación evitar la ingesta de alcohol ya que esto coadyuva a la aparición de hematomas.

Tratamientos para los Hematomas Postoperatorios

Después de la cirugía y ante la aparición de hematomas, los tratamientos y cuidados variarán según la gravedad y condición del paciente y su evolución. Si los hematomas son leves o subcutáneos pueden dejar que se disuelvan por sí solos en los días continuos a la intervención quirúrgica.

Sin embargo, ante la presencia de hematomas de mayor gravedad y presión en el paciente podría considerarse la cirugía como opción para tratarlo. La intervención en este caso tendrá la intención de parar el sangrado sujetando los vasos sanguíneos y drenar o irrigar la sangre acumulada la cual podría constituirse en un factor de contaminación en el cuerpo del paciente. Por otra parte, podría ser necesario el consumo por parte del paciente de medicamentos antinflamatorios tales como el paracetamol o el ibuprofeno, acompañado de analgésicos que podrán aliviar los síntomas de dolor y molestia que pudiera estar padeciendo el paciente en cuestión.

Así mismo, los coágulos a acumulaciones de sangre de los moratones pueden ser diluidos con el uso de unos anticoagulantes. Y en caso de recuperaciones en casa bajo los cuidados de algún familiar se pueden recomendar la colocación sobre la zona afectada de compresas frías o hielo, esto será de beneficio para la desaparición del hematoma y alivio del dolor o malestar, aunque es sumamente importante no colocar el hielo directamente sobre la piel, para evitar una infección, y sólo dejarlo en caso de soportar en la zona afectada la presión por unos 15 o 20 minutos máximos

Entre otras recomendaciones bien importantes, puede ser considerada la aplicación de toallas de agua caliente con calor suave, o una almohadilla eléctrica, bolsas de agua caliente o algún otro medio parecido sobre el área afectada por la operación realizada al paciente. Esto será de mucha ayuda para la reducción de la hemorragia y la inflamación.

Adicionalmente, el descanso es de suma importancia para una recuperación adecuada. Posterior a la cirugía se debe guardar reposo y descansar para lograr que el proceso de curación acelere. Hacer movimientos bruscos o acciones de fuerza podrían ayudar a la aparición de hematomas. También es necesario evitar actividades que pudieran elevar el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Entre otras opciones, puedes acompañar tu recuperación con el consumo de alimentos ricos en vitamina K, la cual es una coagulante natural, estos ayuda a evitar moratones. Las verduras de hojas verdes, col, hojas nabo, y espinaca, son alimentos cargados de esta vitamina. Así como también la soya, la zanahoria y la auyama. A pesar de que algunos sitios o personas puedan recomendarte el uso de remedios homeopáticos, es siempre preciso realizar una investigación exhaustiva sobre lo que consumirás antes de hacerlo. Por ejemplo, se recomienda en muchas ocasiones el uso del árnica para controlar y mejorar los hematomas postoquirurgicos, sin embargo, diversos estudios han demostrado que este remedio sólo contribuye en un efecto placebo en la prevención de hematomas o la posible desinflamación del área afectada.

No obstante, ante estos cuidados aplicados en el hogar, si se observa un cambio o variación grave en la afección se debe consultar a un médico de forma inmediata.

Además de Hematomas Postoperatorios también te puede interesar: